Articulos

Luis Pérez Gómez

Un héroe mexicano de la Segunda Guerra Mundial
Autor: Alfonso Flores

Por años su historia pasó desconocida y su memoria olvidada en una pequeña población de Francia, pero fue hace poco más de quince años que se comenzó a divulgar su gran hazaña y entrega por una causa que tomo suya, en defensa de la paz mundial y el derecho de cada individuo o nación de vivir en libertad.


Luis nació en Guadalajara, Jalisco el 8 de octubre de 1922. Muy joven quedó huérfano de madre por lo que su padre no pudo detener al joven cuando este decidió tomar su camino, recibir otra educación y cuidados a cargo de unas tías con las que vivía en la colonia Roma de la Ciudad de México. Siempre inquieto y deportistas, desde muy joven mostró sus dotes y gran energía para con lo que hacía, apasionado y cariñoso se ganó la amistad de muchas personas, una de ellas una joven que se convirtió en su amiga de juventud y vivió a su lado aquellos momentos en la Ciudad de México, testigo de uno de los mexicanos que en el extranjero se ganó un lugar, respeto y reconocimiento de una fuerza militar extranjera en tiempos de guerra.


Doña Carmen Macías de Rodríguez recuerda bien a ese joven a quien conoció por 1940, entusiasta y con el sueño de volar; comenzó a trabajar en una institución bancaria de la capital como cajero para cubrir su manutención, al estar el mundo en guerra se dio a la tarea de unirse a las fuerzas armadas y partir hacia un frente de batalla, fueron varias las veces que vio sus intentos frustrados al no poder ingresar a la fuerza aérea nacional y cuando lo devolvieron al intentar cruzar la frontera con los Estados Unidos, por lo que decidió extender sus opciones a Canadá, una vez que ni en México ni en el vecino país del Norte consiguió su cometido.


Su afán por luchar por la liberación de este mundo de la tiranía lo llevó a tocar las puertas de la Royal Canadian Air Force (RCAF)  a donde ingresó sin antecedentes vinculados a la aviación, sin embargo ello no fue obstáculo para Luis quien pronto demostró su capacidad y dedicación. Estando en Ottawa donde estudiaba inglés en la Ottawa Technical High School Luis Pérez conoció a Dorothy O'Brien, una adolescente de 16 años con quien inició un noviazgo, breve pero muy profundo.


Su paso por la RCAF fue vertiginoso y ascendente desde su ingreso al War Emergency Training Program, un programa que se diseñó para voluntarios, donde Pérez Gómez obtuvo altas calificaciones. A partir de junio de 1942 ingresó al curso de entrenamiento primario, calificado como apto para volar aviones de combate, ingresó a la unidad de entrenamiento operacional (OTU por sus siglas en inglés) consiguiendo sus alas de piloto en el mes de agosto de 1943.