Articulos

LA MUJER EN LOS CIELOS DE MÉXICO

.
Autor: Ihuitl Maldonado

LA MUJER EN LOS CIELOS DE MÉXICO
por: Ihuitl Maldonado Gastelum
La presencia de la mujer en el ámbito aeronáutico mexicano data prácticamente desde los inicios de esta en nuestro país; fue durante la segunda semana de la aviación, evento organizado por la Moisant International Aviators con la finalidad de promover a la aviación entre los dirigentes de la nación en noviembre de 1911, en que los habitantes de la Ciudad de México quedaron sorprendidos al enterarse de que entre los pilotos asistentes se encontraban dos mujeres: Harriet Quimby y Matilde Moisant, ambas de origen norteamericano que el 20 de noviembre de 1911 fueron las primeras aviatrices en volar en suelo patrio.
Años más tarde, en los inicios de la década de los treinta del siglo XX, por vez primera una mujer, Emma Catalina Encinas Aguayo, se presentaba en los campos de Balbuena para realizar su primer vuelo “solo”, rompiendo con ello el paradigma de que la aviación era una actividad exclusiva de los hombres, ese día, 20 de noviembre de 1932, Emma Catalina arribaba vestida con ropa tipo militar y una chamarra de cuero rojo ante su instructor, el Coronel Roberto Fierro Villalobos, para tomar los mandos de un Spartan Biplano y elevarse para realizar una serie de maniobras, despegues y aterrizajes como parte del examen que presentaba; fue precisamente tras el tercer aterrizaje en que Fierro Villalobos descendió del asiento posterior permitiendo a la aviadora elevarse y realizar una nueva serie de maniobras y rizos que culminaron en un perfecto aterrizaje, tras esto, el público quedo tan impresionado que eufórico la espero a los pies de su avión y la llevó en brazos; el día había iniciado con la curiosidad morbosa de parte de los asistentes de ver como se estrellaba una mujer piloto en vez de presenciar este hecho histórico, curioso es también que los vuelos de Quimby. Moisant y Encinas tuvieran lugar el mismo día y en el mismo lugar solo que con 21 años de diferencia.
Otras mujeres que han escrito su papel en la historia de la aviación mexicana son Martha Amezcua Paz quien fuera pionera al lado de su esposo, Enrique Cuahonte Delgado, al crear un servicio aéreo, alrededor de 1950, pilotando un avión Stinson entre Uruapan y diversas poblaciones con poco o nulo acceso o bien Concepción Ivonne Bernard Ruíz primera mujer piloto aviador en estar a los mandos en una aerolínea mexicana, quien haciendo pareja con Elena Folch como primer oficial volaran la ruta México – Mérida – San Juan Puerto Rico a bordo de un Boeig 727-100 en noviembre de 1976; también se encuentran dentro de este selecto grupo Adriana Capetillo Espinosa, capitán de Douglas DC-9 para la empresa Allegro; Karem Gallardo Oropeza y Laura M. Gallart Ramos ambas primer oficial de Airbus A-320; las hermanas Gabriela y Norma García Garza, primeros oficiales de A-320 en Mexicana, Elisa Lehmacher Arcocha, primera mujer en obtener la licencia de planeadores y Elsa Karmina Cortez Vorrath, quien tras una convocatoria por parte de la Armada de México en la que se permitía el acceso a personal del sexo femenino, aprobara los exámenes correspondientes, convirtiéndose en la primera mujer aviador militar el 30 de abril de 1999; no olvidaremos por supuesto a todas aquellas mujeres que también han aportado su grano de arena a la industria aeronáutica mexicana desde puestos de administración y como sobrecargos.
Con la llegada del nuevo siglo, la visión respecto de la participación de la mujer en la industria aeronáutica ha cambiado radicalmente en comparación con los inicios del siglo XX, actualmente podemos encontrar mujeres pilotos en todas las ramas de esta especialidad; incluso en el ámbito militar donde desde el año 2007 se permite ingresar al Colegio del Aire a la mujer para cursar la carrera de Piloto Aviador Militar, siendo la primera graduada Andrea Cruz Hernández, quien realizó su primer vuelo “solo” el 27 de enero de 2009 a los mandos de un avión Bonanza F-33.
El 19 de agosto de 2015 Aeromexico, llevó a cabo por primera vez en el mundo un vuelo transcontinental tripulado completamente por personal femenino; se trató del vuelo AM098, que partió de la ciudad de México realizando una escala en Tijuana para de allí despegar hacia la ciudad de Shangai China en un trayecto que cubrió una distancia de 11,049 kms, la aeronave que tuvo el honor de este vuelo histórico fue un Boeing 777; el personal que integró este singular vuelo fue: Capitán Verónica Cervantes, Primeros Oficiales Genoveva Leipold y Miriam López y las asistentes de vuelo Blanca Austria, Sara Bautista, Ofelia Castillo, Alma Heredia, Martha Jiménez, Sandra Monroy, Alejandra Mercado, Gloria Peralta, Sandra Pichardo y Blanca Estela Taylor, el hecho les ha ganado a estas aviatrices un destacado lugar, mismo que les ha sido ampliamente difundido en México, haciéndolas acreedoras además a diversos reconocimientos.